Tortuga Laúd

Tortuga Laúd

Información y Características de la Tortuga Laúd – Dermochelys Coriacea

Es la tortuga más grande de todas, habita en todos los mares tropicales y subtropicales, además de ser la única representante de la familia Dermochelys.

Descripción de la Tortuga Laúd

Su caparazón es liso y de color obscuro con crestas que se encuentran distribuidas a lo largo, la concha no está conformada por escudos óseos y se puede apreciar una suave curva que le da una apariencia semicilíndrica.

Las aletas delanteras son más largas en comparación con las demás especies de tortugas marinas, en los adultos puede haber una distancia de 2.7 m de punta a punta. El pico tiene forma de gancho y tiene barbas apuntando hacia adentro en su garganta como adaptación por su principal fuente de alimento.

Tienen un largo total de 1.83 a 2.2m y un peso de 250 a 700 kg.

Comportamiento de la Tortuga Laúd

Es capaz de realizar viajes de miles de kilómetros; su medio de orientación es el campo magnético y cada año abandonan las regiones polares siguiendo las corrientes del golfo.

Los machos en ningún momento de sus vidas abandonan el mar, las hembras únicamente salen a la superficie a poner sus huevos.

Se desconoce qué tan longeva es esta especie en estado salvaje, aunque en cautiverio puede vivir hasta 30 años.

Información sobre la Tortuga Laúd

Tortuga Laúd – Dermochelys coriacea

Alimentación de la Tortuga Laúd

Se alimentan principalmente de medusas, sin embargo, también pueden cazar peces, crustáceos, calamares, erizos de mar y algas.

Reproducción de la Tortuga Laúd

El apareamiento se realiza en el agua cada tres o cuatro años, y depositan sus huevos en la misma playa donde ellas nacieron. Alcanzan la madurez sexual a los 10 años y una hembra puede desovar hasta 100 huevos en una sola puesta.

Son polígamos, varios machos pueden aparearse con una misma hembra, se cree que esto sirve para asegurar la obtención del esperma de mayor calidad, aunque estudios recientes demuestran que en realidad reduce las probabilidades de fertilización.

Las hembras llegan a las playas de anidación donde excavan en la arena para crear los nidos donde depositarán sus huevos, éste proceso se realiza en la noche para evitar que las altas temperaturas rebasen el límite de calor corporal que pueden soportar.

Se colocan 110 huevos de los cuales 70 son más grandes y fértiles mientras los restantes 40 son estériles y de menor tamaño, éstos últimos sirven de protección para los que sí van a eclosionar. La tortuga Laúd es la única de todas las especies que realiza esto, después la hembra los cubre con arena tanto para que se puedan camuflar como para que se incuben con el calor. Al igual que en el caso de los demás reptiles la temperatura ambiente del nido determina el género de las crías.

Luego de 60 días de incubación se rompe el cascarón y todas las recién nacidas cavan un camino para salir a la superficie y emprender durante la noche su travesía en dirección al mar. Muchas de ellas son devoradas en el trayecto por depredadores como aves y reptiles.

Depredación de la Tortuga Laúd

Entre las principales amenazas naturales terrestres de las crías se encuentran animales como las mangostas, mapaches, lagartos, varios tipos de aves, etc. Al llegar al mar también tienen que enfrentarse a varios tipos peces de gran tamaño y tiburones. Los individuos adultos suelen ser presas de orcas, tiburones e inclusive jaguares.

En la actualidad su principal amenaza resulta ser el hombre al cazar a las especies adultas, recolectar los huevos que se encuentran en los nidos, contaminar las playas de anidación y desorientar a las recién nacidas tortugas con las luces de la ciudad provocando que en lugar de dirigirse al mar vayan en dirección a las carreteras y sean víctimas de atropellamientos.

Artículos Relacionados con la Tortuga Laúd