Ecosistema

Ecosistema

Información sobre los Ecosistemas

Definición del Ecosistema

Un ecosistema es un sistema natural donde los componentes que lo conforman interactúan y coexisten entre sí. Un ecosistema está conformado tanto por seres vivos como por factores abióticos.

Elementos que conforman el Ecosistema

Los factores abióticos son los que permiten la supervivencia y el desarrollo del ciclo de vida natural de los seres vivos, por lo que se puede incluir a la luz solar, el agua, los nutrientes naturales, el suelo, la temperatura y la humedad.

En cuanto a los seres vivos, considerados factores bióticos, se les clasifica de la siguiente manera: organismos productores, organismos consumidores y organismos descomponedores.

Por organismos productores (también conocidos como productores primarios) se entiende como todo ser vivo capaz de producir su propio alimento. Las bacterias y principalmente las plantas forman parte de este grupo.

Los organismos consumidores por el contrario, son aquellos que dependen de otros para sobrevivir como los animales. Estos pueden consumir plantas, conocidos como herbívoros, consumir a otros animales y denominarse carnívoros, o bien, alimentarse de vegetales y carne y formar parte de los omnívoros como nosotros mismos.

Por último los organismos descomponedores son los que convierten a las moléculas orgánicas complejas a moléculas más simples. Las bacterias y los hongos son los principales organismos encargados de la descomposición.

Bioma y Ecosistema

Los ecosistemas suelen confundirse con los Biomas, pero ambos engloban conceptos diferentes. Un bioma es una clasificación que comprende áreas similares en cuanto a condiciones climáticas y al tipo de seres vivientes que habitan en determinadas regiones, por lo que puede entenderse que un bioma está conformado por varios ecosistemas.

Al límite entre un bioma y otro se le conoce como ecotono y ahí puede encontrarse flora y fauna de ambas partes así como especies únicas.

El ecosistema es la interacción de los seres vivos con los factores que los rodean. Pueden haber ecosistemas de hongos, de plantas, etc., y los biomas son regiones que comparten y reúnen todo eso, es decir, un clima y un conjunto de flora y  fauna de acuerdo a la ubicación geográfica y a los elementos externos que ahí influyen. Algunos de los biomas más conocidos son tundra, taiga, sabana y desierto.

Dentro de un ecosistema existe gran cantidad y variedad de especies que ocupan un hábitat en específico y llevan a cabo su ciclo de vida natural. En un hábitat, un ser vivo encuentra alimento y condiciones climatológicas favorables para su adaptación, reproducción y supervivencia.

Ahora bien, a las funciones que cada especie realiza dentro de un ecosistema se les conoce como nichos. Para ejemplificarlo mejor, es el “trabajo” y la contribución de las especies dentro del ecosistema que permite beneficiar a otros seres vivos y coexistir.

Cadena alimenticia en los Ecosistemas

Dentro de un ecosistema podemos encontrar la cadena alimenticia, que aunque lo veamos como algo cruel en los programas educativos de televisión, es un proceso necesario que permite el equilibrio biológico de la naturaleza.

Como ejemplo de lo anterior, las plantas son consumidas por animales herbívoros, que a su vez, sirven de alimento para otras especies omnívoras o carnívoras. Finalmente, cuando estos mueren, los organismos descomponedores se alimentan y aprovechan esta etapa final de todo ser viviente.

En resumen, nuestro planeta está lleno de ecosistemas con diferentes características. Existen ecosistemas terrestres y acuáticos, pero hoy en día debido a la creciente urbanización y desarrollo habitacional del ser humano, ya existe el ecosistema urbano conformado por ciudades y cuyo estudio analiza las actividades que los humanos realizan para sobrevivir, cooperar  y competir entre ellos.