Demonio de Tasmania

Información y características del demonio de Tasmania-Sarcophilus harrisii

A este marsupial con nombre atemorizante, se le reconoce principalmente por ser un personaje de conocidos dibujos animados. En la realidad se trata del mayor de los marsupiales carnívoros, cuyo nombre le fue dado por los colonos europeos al escuchar sus sonoros chillidos.

Sarcophilus harrisii pertenece al orden Dasyuromorphia, a la familia Dasyuridae y al género Sarcophilus.

Descripción del demonio de Tasmania

Un demonio de Tasmania supera en tamaño a cualquier marsupial carnívoro, ya que mide 30 centímetros de altura hasta los hombros y entre 52.5 y 80 centímetros de longitud total. En cuanto al peso, la hembra registra entre 4.1 y 8.1 kilos, mientras que el macho pesa entre 5.5 y 12 kilogramos.

Su pelaje es negro parduzco con manchones blancos en los costados del cuerpo y en la parte trasera. Tiene una gran cabeza y una cola larga no prensil, que aporta estabilidad al animal cuando permanece inmóvil y que en su base posee una glándula con la cual marca el suelo mediante el fuerte aroma acre que expide. Las patas delanteras tienen 5 dedos y son ligeramente más largas que las traseras que tienen 4 dedos; todas las patas tienen garras no retráctiles. Sobresale una mandíbula fuerte, que puede morder con una fuerza de más de 553 Newtons y abrirse a 75-80 grados; esto permite rasgar eficazmente la carne y triturar los huesos de las presas.

El demonio de Tasmania vive unos 5 años en la naturaleza. El caso del demonio más longevo de cuyo registro se tiene es el de uno llamado Coolah, que nació en el zoológico de Cincinnati y murió en 2004, a la edad de 7 años.

Información sobre demonio de Tasmania

Demonio de Tasmania-Sarcophilus harrisii

Distribución y hábitat del demonio de Tasmania

Se distribuye únicamente en una isla del continente Oceanía: la isla de Tasmania. No obstante, las evidencias fósiles indican que en siglos anteriores la especie ocupó gran parte de Australia.

Se encuentra en una gran variedad de hábitats excepto en las zonas altamente deforestadas. Habita bosques costeros, bosques esclerófilos secos, bosques lluviosos, pastizales e incluso se le ve en las zonas urbanas y cerca de las carreteras.

Comportamiento del demonio de Tasmania

Es una especie que prefiere la vida en soledad y cazar durante la noche o el crepúsculo. Algunas veces, varios individuos se reúnen en las zonas de alimentación, pero sin interactuar “amigablemente”. Más bien, demuestran cierta agresividad entre sí, pero no son territoriales.

Pasa el día descansando en agujeros o en nidos hechos con corteza y hierba; muchas veces se le ve tomando en sol en sitios tranquilos. Si lucha con alguno de sus semejantes, emite un chillido fuerte, acompañado de gruñidos y vibraciones.

Alimentación del demonio de Tasmania

El demonio de Tasmania es una especie carnívora, de dieta variada en presas y de alto consumo en carroña. Cuando caza no discrimina en tamaño, pues es capaz de atrapar animales más grandes que él y hasta del tamaño de un canguro pequeño. Puede alimentarse de conejos, wombats, ovejas, canguros, aves, serpientes, ranas, peces, renacuajos, pescado, insectos, larvas y en ocasiones, cantidades pequeñas de vegetación. Es un depredador oportunista y consume más carroña que presas vivas, pero en general, sus hábitos de alimentación dependen de la disponibilidad de comida.

Posee un apetito implacable, pues se ha registrado el hallazgo de objetos extraños en su estómago, entre los que se incluyen collares, lápices, plástico y otros utensilios de uso humano. A pesar de que no es especialmente veloz, puede correr a 25 kilómetros por hora para perseguir a sus presas. Si encuentra un cadáver, lo primero que muerde es el sistema digestivo ya que es la parte más suave del animal. Puede comer hasta el 40 por ciento de su peso en sólo 30 minutos, sin dejar los huesos ni la piel.

Reproducción del demonio de Tasmania

Es una especie polígama que alcanza su madurez sexual alrededor del segundo año de vida. El apareamiento ocurre generalmente en marzo, previa competencia masculina para conseguir a las hembras. Después de la cópula, el macho y la hembra se separan y no vuelven a relacionarse más, pero si la hembra no queda preñada o pierde al feto, puede entrar en celo otra vez y aparearse hasta el mes de julio.

El período de gestación dura aproximadamente 21 días y los nacimientos suelen ocurrir en abril. El tamaño de la camada es bastante grande, ya que nacen entre 2 y hasta 30 crías, que se arrastran lentamente hasta la bolsa de la madre y luchan por alimentarse de uno de los 4 pezones que ella tiene. 5 meses después, las crías salen del marsupio y se instalan en un sitio acondicionado con vegetación, del que 1 mes más tarde saldrán después de ser destetados.

Información sobre demonio de Tasmania

Par de demonios de Tasmania

Amenazas del demonio de Tasmania

El demonio de Tasmania es una especie que está en peligro de extinción (“Endangered”, de acuerdo con la UICN) puesto que su población se ha reducido y su distribución se ha fragmentado.

Lo anterior es consecuencia de una serie de factores naturales e inducidos. En la naturaleza, los zorros y las águilas atacan a los demonios de Tasmania para alimentarse de ellos, pero su amenaza más peligrosa es el ser humano, que desde siglos pasados les dio caza en un intento de defender el ganado de las fauces de estos carnívoros. En los últimos años, las poblaciones han padecido una especie de epidemia que ataca la salud de los individuos. Se trata de una enfermedad similar al cáncer, que provoca tumores en el rostro y se propaga a través de las mordeduras; es intratable y frecuentemente mortal.

En Tasmania, esta especie está protegida y gracias a ello las poblaciones son estables, lo que no significa que estén fuera de peligro.

 Artículos relacionados con el demonio de Tasmania