Cebra

Información y características de la cebra-Equus

¿Quién no reconoce a la cebra? Es uno de los animales más distintivos del continente africano y representado cientos de veces en la cultura popular de casi todo el mundo.

Específicamente, se llama cebra a cualquiera de las 3 especies del género Equus y de los subgéneros Hippotigris y Dolichohippus: cebra de planicie (Equus quagga), cebra de montaña (Equus zebra) y cebra de Grevy (Equus greyvi). La cebra de planicie es la más común y tiene 6 subespecies de las cuales 1 ya se encuentra extinta (Equus quagga quaga). La cebra de montaña, por su parte, tiene 2 subespecies, mientras que la cebra de Grevy es única.

Descripción de la cebra

Las cebras le deben a sus rayas la mayor parte de su fama. Son animales robustos, de forma similar a la del caballo. Es por ello que a través de los años se le ha intentado domesticar, pero la naturaleza de las cebras es distinta a la de los caballos y la domesticación ha sido prácticamente imposible.

Se sabe que el color de las cebras es negro con rayas blancas y no al revés, puesto que las pruebas hechas en los embriones demuestran que el color de fondo es oscuro. Se sitúan de forma vertical en la cabeza, en el cuello, en los cuartos delanteros, en la espalda y los costados, y son horizontales en la parte posterior del cuerpo y en las patas. Existen muchas teorías al respecto acerca de este característico patrón de forma y color, pero la más aceptada apunta a una utilidad de camuflaje ante los depredadores.

Poseen una crin de pelo erizado blanco y negro. Pero además de todo lo anterior, están dotados de una excelente visión pues sus ojos, localizados en cada lado de la cabeza, les otorgan un amplio campo de visión. Sus orejas son redondas y pueden moverlas hacia cualquier dirección, así que su oído es también excelente.

Las cebras de planicie son las más abundantes de África y son también las más pequeñas de las 3 especies. Por su parte, la cebra de Grevy es la más grande y sus rayas son más delgadas. En general, estos mamíferos miden de 1.2 a 1.5 metros de altura y pesan entre 200 y 450 kilogramos.

Distribución y hábitat de la cebra

Las cebras están presentes en territorios del este y el sureste del continente africano. Viven en zonas de Botsuana, Zimbabue, Tanzania, Zambia, Etiopía, Kenia, Somalia, Namibia y Angola.

Habitan pastizales, praderas, sabanas, laderas rocosas y bosques achaparrados de climas semiáridos. Evitan los desiertos, las selvas y los humedales.

Información sobre cebra

Cebra-Equus

Comportamiento de la cebra

La estructura social de las cebras depende de la especie, pero generalmente son animales sociables. Las cebras de montaña y las cebras de planicie coexisten en grupos denominados “harenes” compuestos por 1 semental, unas 6 hembras y los potros. Los machos solteros viven solos, o bien en grupos junto con otros machos solteros.

Cuando están juntas, las cebras cooperan para cuidar unas de otras. Por ejemplo, si son atacadas se aglomeran y sitúan a los potros en el centro para protegerlos en tanto los sementales tratan de alejar al intruso.

Se comunican por medio de relinchos agudos y sonidos parecidos a los rebuznos del asno. Si sus orejas están erguidas, significa que la cebra está tranquila o tensa; si apuntan hacia delante está asustada. Al igual que los caballos, las cebras duermen de pie.

Alimentación de la cebra

Son animales herbívoros, por lo tanto su dieta está plagada de pasto, hierba, hojas, tallos de arbustos, ramas y corteza. Gran parte de sus días transcurren en actividades de alimentación, pero sus dientes crecen durante toda su vida.

Información sobre cebra

Cebras pastando en Massai Mara, Kenia

Reproducción de la cebra

Las hembras pueden comenzar a aparearse si tienen 3 años de vida, pero los machos esperan a cumplir 5 o 7 años para hacerlo. La hembra da a luz cada 12 meses y provee cuidados maternos durante 1 año. Los potros nacen con suave pelaje marrón y blanco y tienen la capacidad de mamar inmediatamente después de nacer, así como de caminar a los 20 minutos posteriores a su llegada al mundo.

Las crías también aprenden el patrón de rayas de su madre para seguirla y avanzar junto con la manada en busca de agua y comida, ya que es la única que puede alimentarlas.

Amenazas de la cebra

Las cebras tienen que enfrentar a sus depredadores naturales, que son los grandes felinos habitantes de sus zonas de distribución. No obstante, sus poblaciones se han reducido como consecuencia de la caza para obtener su piel y su carne y de la pérdida y fragmentación de su hábitat natural por la urbanización y las prácticas agrícolas. Esta situación es especialmente grave para las poblaciones del norte.

Desafortunadamente, la especie Equus quagga quagga, la cebra cuaga o quagga, se extinguió a finales del siglo XIX debido a la caza indiscriminada.

 Artículos relacionados con la cebra