Avestruz

Características e información del Avestruz

El avestruz (Struthio camelus) pertenece a las especies de aves no voladoras, conocidas como estrutioniformes. Actualmente debido a la reducción del número de ejemplares, es propia de África.

Distribución del avestruz

Habitan en zonas áridas y semiáridas como desiertos y sabanas de África, principalmente en Arabia Saudita.

Descripción del avestruz

Es el ave más grande y pesada del mundo con sus 2.75 a 3 metros de altura y 180 kg en el caso de los machos. La hembra llega a medir hasta 2.30 m.

No tienen la habilidad de volar pero sí de alcanzar grandes velocidades de 90 km/h por períodos de hasta 30 min debido al impulso que les brindan sus grandes patas llenas de músculos y al equilibrio que le aportan sus alas. Estas también son utilizadas como mecanismo de defensa ya que al agitarse logran ahuyentar a posibles depredadores.

Los machos son de color negro y las hembras generalmente presentan tonalidades gris marrón, pero cuando son inmaduras su plumaje es de color negro.

Su cabeza es relativamente pequeña a comparación del cuerpo. Gracias a sus grandes ojos de cinco centímetros de diámetro, poseen una excelente vista. Su cuello es largo y sin plumas.

Cuando se ven amenazadas, atacan dando peligrosas patadas, ya que sus dos dedos contienen poderosas garras.

Avestruz - Struthio camelus

Grupo de Avestruces en Cautiverio

Alimentación del avestruz

El avestruz ingiere sus alimentos en vez de masticarlos. Lo recoge con su pico para posteriormente empujarlo hacia el esófago. No poseen buche para almacenar su alimento, como otras especies de ave.

Estos son muy selectivos con sus alimentos. Son mayormente herbívoros alimentándose de fibra, gramíneas, flores, frutos y semillas, aunque algunas veces la necesidad hace que consuman restos de animales que fueron presas de carnívoros. Pueden sobrevivir varios días sin agua.

Comportamiento del avestruz

Las avestruces son sociales, permaneciendo en manadas de 5 a 50 individuos. Son aficionadas al agua, por lo que se remojan con frecuencia. Para pasar desapercibidas, bajan la cabeza al ras del suelo, pero nunca las esconden bajo tierra como se ha hecho creer por mucho tiempo. Este comportamiento también la realizan los polluelos en caso de sentirse amenazados.

Reproducción del avestruz

El hábitat, el clima y la densidad de población, son factores que influyen en el comportamiento reproductivo de las avestruces. Éstas alcanzan la madurez  sexual a los tres años de edad. Las hembras mejor alimentadas lo logran a los dos años y medio.

En temporadas de celo, el pico y cuello del macho se tornan rojizos debido a la testosterona; de igual forma se vuelven más territoriales y agresivos.

Los machos realizan silbidos y otros ruidos para intimidar a otros que estén presentes. Se tiran en la tierra sobre sus patas con las alas abiertas, levantándolas sincronizadamente al mismo tiempo que mueven cabeza, cuello y cola. El frondoso plumaje mediante esos movimientos, atraen a la hembra que da respuesta agitando sus alas y agachando la cabeza en señal de que aceptará el apareamiento.

El pene del macho que mide 40 cm de largo, se introduce en la ranura seminal de la hembra.

La construcción del nido cavado en la tierra, es llevada a cabo por el macho. La hembra elegida, llamada hembra principal, es la primera en colocar los huevos, ya que el macho repite el mismo procedimiento con otras hembras que depositan hasta 15 huevos por cada una en el mismo lugar. A estas se les llama hembras secundarias, que pueden ser de 3 a 5. La nidada puede contener de 40 a 50, siendo alrededor de 30 los que lograrán desarrollarse por completo.

Un huevo de Avestruz con tres huevos de Gallina

Un huevo de Avestruz con tres huevos de Gallina

Durante la noche, el macho se encarga de la incubación para turnarse con la madre (hembra principal) que se ocupa de esta tarea en el día, este período dura de 39 a 42 días. El padre es quien se ocupa más tiempo de incubar los huevos hasta en un 65%.

El huevo de las avestruces miden 25 cm de largo y pesan de 1 a 2 kilos. Para alcanzar ese peso, se necesitarían 24 huevos de gallina. Los recién nacidos pueden medir de 25 a 30 cm con un peso de 900 g.

Macho y hembra se encargan del cuidado de las crías. Pueden reunir polluelos de varias familias, por lo que existen riñas y enfrentamientos entre familias de avestruces diferentes para disputarse el derecho de crianza. Increíblemente existen parejas con grupos de 400 polluelos de todos los tamaños.

Estas aves pueden vivir entre 30 y 40 años en su hábitat natural, aunque en cautiverio pueden alcanzar los 50.

Artículos relacionados con el Avestruz